Los mundos de Arra es una colección de veintisiete cuentos infantiles repartidos en nueve grandes capítulos.

 

Lo que diferencia a esta colección de otras es que cada cuento está diseñado para transmitir diversos contenidos pedagógicos, con el objetivo de que los niños conozcan valores positivos y enriquecedores que puedan asimilar y conceptualizar de forma natural (cómo crear lazos de amistad, cómo saber cuándo confiar en una persona, cómo asumir las propias limitaciones y superarse cada día, cómo usar el sentido del humor como amortiguador emocional, y un largo etcétera).    

Todo surgió en 2014, cuando me decidí a recoger en un libro los cuentos que les contaba a mis hijas cada noche, que me los inventaba sobre la marcha usando alguno de sus juguetes como protagonista. Conforme los escribí fui introduciendo diversos contenidos pedagógicos, sin duda como consecuencia de mi profesión de trabajador social.

 

Con estos cuentos buscaba desde el principio estimular la imaginación del mayor número de niños posible. ¿Por qué? Porque la imaginación es lo que permite a una persona plantearse hacer realidad sus sueños, y nuestro mundo necesita esto más que nunca. 

Sin duda, más imaginación en los niños terminará mejorando la capacidad de innovar cuando se conviertan en personas adultas.

 

El mundo de Arra se enriqueció en el momento en que el ilustrador vasco Fran Carrasco aceptó encargarse de realizar las ilustraciones. El color que imprimió a las formas esenciales que dio a los personajes hizo que los cuentos traspasaran las letras. Por eso, a día de hoy, creo que merece la pena seguir buscando salida editorial a este proyecto, cuyo primer volumen he traducido al inglés y enviado a editoriales de UK, USA y Australia además de España.